Las cosas de Pandora
historias eróticas principalmente, aunque una parte mi forma de ser, también quede reflejada.

el cocinero…………..de pandora

.
Levaba un año trabajando en un bareto de mala muerte, donde el plato más solicitado era una bandeja enorme de patatas fritas aceitosas, que hacían de lecho para una gran hamburguesa pringosa, con un montón de extras, todo regado con chorretones de ketchup y que siempre acababa en las manos de algún camionero grasiento, con las uñas ennegrecidas de una mugre, de la cual el origen era incierto. Veía a aquella gente día tras día, comer esas enormes hamburguesas con una sonrisa, con la alegría del que sacia una necesidad.


Una necesidad como la mía, había estado soportando ver como comían aquellas personas, como devoraban y relamían aquella carne, como algunos trozos caían en la bandeja y sus dueños los recogían entre aquellos sucios dedos para volver a llevarlo a la boca. Veía como se les quedaban trozos de comida entre sus barbas, como se limpiaban con el dorso de la mano, sin ni siquiera utilizar las servilletas de papel, inventadas para tal fin. Lo había soportado todo, hasta las miradas lascivas de los clientes, y los refregones ocasionales de algún cocinero.


Había soportado, que el jefe, un tipo enorme, con más grasa que las propias hamburguesas, y con más roña que el suelo del local, se acercara a mi e intentara propasarse conmigo. En una ocasión me acorraló contra la pared, en el descansillo entre los cuartos de baño, pegó su enorme barriga contra mi vientre y con su repugnante mano había pellizcado mi pecho, había introducido su asquerosa lengua en mi boca, con el ánimo de ser correspondido, la había retorcido en mi boca intentando buscar mi lengua, salió de mi boca y decidió recorrer mi oído, introdujo su lengua húmeda en mi oreja, sentía su aliento fétido, pero no me moví, su saliva resbalaba por mi cuello, y su olor nauseabundo estuvo a punto de hacerme caer, pero seguí inmóvil hasta que se separó un segundo para mirarme a la cara, sonreí, le dije:
-eso es todo lo que conseguirás de mi.

Nunca volvió a intentarlo,  si alguien se acercaba a mí con intención de sobarme, él siempre estaba al acecho para decir:

-es frígida, no te molestes- Y acto y seguido se reía a carcajada limpia.

Fue lo mejor que podía pasarme, ya no tenía que quitarme los moscones de encima, lo hacía él por mi, así, que de no ser por lo asqueroso del local, su comida y sus clientes, no era tan malo como parecía, lo único que yo necesitaba era el dinero, lo había soportado todo con aquel fin.  

Anuncios

3 comentarios to “el cocinero…………..de pandora”

  1. Pues yo, le hubiese dado de hostias.
    (Así de claro)
    Chica, un fuerte abrazo, te sigo leyendo que te (me) tenía en abandono.
    http://www.heliodoro.wordpress.com

  2. Felicidades!
    Sabiamente manejado
    Eso queda patente que eres una mujer…CON CLASE.
    mENTE AGIL Y MUY INTELIGENTE.
    Te deso mucho exito en todo lo que emprendas

  3. Felicidades!
    Sabiamente manejado
    Eso queda patente que eres una mujer…CON CLASE.
    mENTE AGIL Y MUY INTELIGENTE.
    Te deseo mucho exito en todo lo que emprendas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: