Las cosas de Pandora
historias eróticas principalmente, aunque una parte mi forma de ser, también quede reflejada.

(SEXO EN MI ALCOBA) restaurante

Aquel día llamé al móvil de EL y le propuse que cenáramos juntos, EL por supuesto accedió, pero después le puse unas condiciones:

_ Iríamos por separado.
_ Obligatorio ir en traje con corbata ( el restaurante lo requería).
_ Actuaría como si no me conociera.

No protestó ( le encanta que lo sorprenda).
Por la tarde busqué canguro para nuestros hijos (los llevé a casa de la abuela para que se quedaran a dormir) también hice dos llamadas por teléfono ( una para el restaurante y otra para después) y a continuación me fui a casa para arreglarme, un vestido súper sexy con tacones de vértigo, pero todo muy sencillo y elegante, no quería parecer una buscona. El restaurante era un lugar nuevo que me habían recomendado, muy elegante.

mesa-para-cena-evento-social.jpg

Así que habíamos acordado que iríamos al restaurante sobre las diez de la noche, y eso hice. Cuando llegué el ya estaba sentado en una mesa, con un servicio para dos personas, pero yo ya había reservado mesa para mí sola, y cuando el asistente me preguntó se lo dije, me acompañó a mi mesa a cierta distancia de donde EL se encontraba. Su cara era un poema, no tenía ni idea de que estaba pasando, pero se ciñó a mis instrucciones e hizo como si no me conociera, aunque por el rabillo del ojo vi como me miraba con la boca abierta, sería el vestido porque también observé la misma mirada en otros caballeros de otras mesas, aunque estos estaban acompañados.

Por fin me senté en mi mesa, y mi asistente me preguntó si quería tomar algo antes de la cena, le contesté que una copa de cava estaría bien. Estuve saboreando el cava y con la mirada recorría la sala, el destino hizo que nos pudiéramos ver, eso no podía controlarlo yo.

 Antes de pedir llamé al asistente con una señal, cuando se acercó le pregunté si tendría algún problema en llevarle un mensaje al caballero de una de las mesas de la sala, me contestó que no le importaba, le expliqué que me encontraba triste y no me gustaba cenar sola, si el caballero también cenaría solo, a lo mejor no le importaba acompañarme, (que cara que puso madre mía) y así fue como dos minutos más tarde estaba cenando con EL en aquel restaurante.

 Las miradas de los camareros y demás comensales eran continúas, nos sabíamos observados, pero nos seguimos tratando durante la cena como si no nos hubiéramos visto nunca. Fue genial era como si nos estuviéramos conociendo en ese momento, nos explicamos nuestra vida y nos explicamos que teníamos pareja y como eran. Después la conversación fue cambiando de rumbo y hablamos de sexo, ¡justo en el momento que el camarero nos acercaba el postre!, todo el servicio nos miraba y creo que alucinaba por lo descarado de la situación.

cafe-taza.jpg

A la hora del café le pedí a EL que cambiara su asiento, por el que yo tenía a mi lado, así lo hizo. Tuvimos una buena sobremesa, la conversación ya solo se centraba en el sexo, así que estábamos bastante encendidos, le coloqué la mano en la pantorrilla en un momento  primer contacto.
Y en los licores fue cuando nos besamos, un beso rápido pero de esos que tienen electricidad, que se notan en el estómago, segundo contacto.
Llegó la hora de pagar y yo delante del asistente insistí en pagar mi parte de la cena y así lo hice, después me retiré al tocador, cuando regresé EL tenía una sonrisa en sus labios, no me comentó porqué, seguimos coqueteando un poco más y por fin nos levantamos para irnos.

Como caballero que es ÉL se quedó conmigo en la puerta del restaurante esperando que el asistente me consiguiera un taxi, comenté en voz alta que me alojaba en el Hotel Meliá Barcelona, (era la segunda llamada que hice por la tarde) que si gustaba de acompañarme a tomar una copa en mi habitación. (la cara del asistente, para verla)
Llegó el taxi y nos fuimos juntos…………….. el hotel era precioso……….tercer contacto………………………

amantes.jpg

Me encanta hacerle estas cosas a EL, creo que de ver las caras de la gente que nos vio aquella noche, a EL se le encendía todo, le encantó que le invitara a cenar.

Y a vosotros os gustaría que os invitaran a cenar así?
Habéis hecho alguna vez algo parecido?

Anuncios

Una respuesta to “(SEXO EN MI ALCOBA) restaurante”

  1. No, no he tenido chance de hacerlo. Pero, vaya, me encantaría.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: